Saltar al contenido

Fruta entera y zumo exprimido, ¿es lo mismo?

Esta pregunta puede confundirnos totalmente si desconocemos lo que hay dentro de un alimento y cómo reacciona al manipularlo. Por supuesto, dejamos de lado los zumos industriales (llenos de azúcares añadidos y con muy poco zumo real) y nos centramos en los zumos de fruta fresca recién exprimidos.

Una pieza de fruta, además de contener azúcares naturales, tiene gran cantidad de fibra, muy saciante y que ayuda al proceso de absorción del azúcar en sangre sea más lento.

Al exprimir una fruta se separa la fibra y se liberan los azúcares de ésta. Estos azúcares libres se absorben rápidamente, produciendo un «pico” de azúcar para nuestro organismo con unos niveles nutricionales mucho menos completos que con la pieza de fruta entera.

Pero entonces, ¿debemos olvidar los zumos? NO! Están muy buenos, son refrescantes y además rápidos y recurrentes. Simplemente hemos de tener en cuenta que un zumo no debe sustituir la ingesta de fruta entera, aunque éste sigue siendo un aporte de nutrientes relevantes. Según @5aldía, podemos beber zumo de frutas u hortalizas, pero no deberíamos de tomar más de un vaso al día, completando el resto de ingestas con frutas y hortalizas frescas enteras para llevar una dieta sana y equilibrada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *